Fundación Línea Directa presentó ayer el estudio ‘El copiloto y su influencia en la prevención de los accidentes de tráfico. Una perspectiva de género’, que ha elaborado en colaboración con Centro Zaragoza. Entre las conclusiones destaca que “la pareja más segura al volante es la mujer conduciendo y el hombre como copiloto. Esta combinación, pese a no ser la más habitual en nuestras carreteras, registra una accidentalidad seis veces inferior a los coches con conductores y copilotos masculinos”. En cambio, la combinación más común en nuestro país -hombre conductor y mujer copiloto- “tiene el doble de riesgo de sufrir un accidente que la anterior”, siendo la “combinación más peligrosa” en carretera la de dos hombres. No obstante, independientemente de las combinaciones de género, viajar acompañado en carretera reduce notablemente el riesgo de sufrir un accidente. De hecho, se señala en el estudio, “la accidentalidad en coches con copiloto es hasta un 35% inferior a la de los coches con un único ocupante”. Para elaborar el estudio se han analizado  más de 255.000 accidentes con víctimas registrados en España entre 2011 y 2013. Estos datos se han completado con 1.200 entrevistas destinadas a conocer la opinión de los conductores y copilotos. El informe, insisten desde la fundación, es el  primero que, en nuestro país, analiza la figura del copiloto de forma independiente al resto de ocupantes y se mide su influencia real en la seguridad vial. Perfil del copiloto El informe recoge que en caso de accidente los copilotos tienen un 17% más de riesgo de fallecer y un 37% más de probabilidad de sufrir lesiones graves. En cuanto a las lesiones más comunes, varían según se lleve o no cinturón de seguridad. En el primer caso, las fracturas faciales, torácicas y pélvicas, las  lesiones intratorácicas, el traumatismo cráneo-encefálico y las facturas vertebrales y medulares, son las más frecuentes. Cuando no se lleva cinturón la gravedad de estas lesiones se incrementa exponencialmente, llegando incluso hasta la muerte. Sobre el perfil del copiloto en España, atendiendo a factores como la edad y el sexo, se ha elaborado un perfil del “copiloto imperfecto”: un joven varón de entre 18 y 29 años que no colabora con el conductor, habla en exceso durante todo el trayecto, critica continuamente la forma de conducir o manipula constantemente los dispositivos de los salpicaderos. En el lado opuesto se sitúan los “copilotos perfectos”, personas de entre 60 y 69 años generalmente hombres, que presentan una actitud más colaborativa, provocan menos distracciones, están pendientes de la señalización y cumplen siempre las normas. Por otra parte se destaca que “el nivel de permisividad de los conductores españoles con las conductas irresponsables de sus copilotos es todavía bastante alto. Fuente: BDS 17/11/2015

DEJA TU COMENTARIO