La evolución del Smart Home, nueva era para los seguros de Hogar

Borja Díaz Director General de Multiasistencia en España (Twitter: @borjadm) Los productos tecnológicos ya no son solo accesorios que nos hacen la vida más fácil si no que han conseguido transformar nuestro estilo de vida. Nos hemos acostumbrado a ver la televisión integrada con el portátil, a registrar las calorías que quemamos o la distancia que recorremos  desde el smartphone, contamos con gafas conectadas a Internet e incluso existen electrodomésticos, sistemas de iluminación, coches, etcétera, que también están conectados. Es el internet de las cosas, que cada día está más presente en nuestra vida. De hecho, según datos de IDC, el número de dispositivos y objetos que podrían ser conectados a Internet podría alcanzar en 2020 los 200.000 millones. En cuanto al uso de estas tecnologías, los españoles pasamos cerca de 6 horas al día navegando por la red y España es el tercer país con mayor utilización de smartphones de la Unión Europea. El internet de las cosas aplicado al hogar, junto con otras tecnologías, nos permite conseguir que nuestra casa sea un Smart Home; podemos mejorar la eficiencia energética controlando el encendido y apagado de la calefacción en remoto, optimizando la realización de las tareas domésticas, garantizar la seguridad del hogar programando el encendido y apagado de luces en los periodos de vacaciones, etc. Pero, además del uso que le podamos dar como usuarios, la aplicación de estas tecnologías puede marcar al sector de los seguros y especialmente al ramo de Hogar. Por eso, en nuestra compañía ya estamos trabajando en implementar este tipo de soluciones aplicadas a tres segmentos diferentes: riesgos, seguridad y eficiencia energética. Es el caso, por ejemplo, de la instalación de termostatos inteligentes que permiten mejorar la eficiencia energética reduciendo el consumo hasta en un 20%, las cámaras de vigilancia que graban las imágenes y las almacenan en la nube, incrementando la seguridad. Por otra parte, también contamos con sistemas de iluminación inteligente que tienen una doble función: permiten ahorrar el consumo eléctrico y aumentan la seguridad al permitir simular presencia en el hogar de forma remota. Además, también contamos con diferentes tipos de detectores que mejoran la seguridad técnica y prevención de riesgos, como los detectores de gas natural y CO2, de fuego, de agua y de movimiento/apertura de ventanas, alertando de la posible entrada de intrusos a la vivienda. Para las aseguradoras, este tipo de soluciones le aportan un gran valor desde dos puntos de vista. Por un lado, permiten enriquecer las pólizas con unos interesantes productos y servicios de valor añadido que pueden resultar de interés para el asegurado y permitirá fidelizar a los clientes actuales o ayudar a captar nuevos. Por otro lado, permitirá ahorrar costes, fijar precios, verificar las causas siniestrales, prevenir siniestros o ajustar las primas. Además, nos encontramos con que el consumidor está cada vez más preocupado por la eficiencia energética, así como por la seguridad y en el caso concreto de Smart Home, según datos de Parks Associated, el 30% de los españoles están interesados en adquirir  este tipo de sistemas, por lo que se presenta una gran oportunidad si podemos adelantarnos a sus necesidades. Esta tendencia no solo se da en España si no que, fuera de nuestras fronteras, compañías de diferentes sectores, como las tecnológicas Google y Apple, están colándose en los hogares de los consumidores a través de diferentes servicios englobados dentro del Smart Home. Una tendencia que ya está aquí y que puede generar grandes oportunidades para las aseguradoras. Fuente: BDS 27/04/2015

DEJA TU COMENTARIO