El director general de Seguros, Sergio Álvarez, envío ayer un mensaje al sector asegurador para vigilar que no se trasladen los riesgos de los bajos tipos de interés a los asegurados. Durante su participación en elXXIV Encuentro del sector asegurador, ‘El seguro español: consolidando el crecimiento, definiendo el futuro’, organizado por Deloitte y ABC y patrocinado por Mapfre, el director de seguros indicó en que la situación prolongada de bajos tipos de interés condiciona la toma de decisiones, tanto actuales como futuras, se mantengan o no este nivel de tipos de interés.

Solvencia II se ha implementado “sin complejidades”, aunque quedan puntos por mejorar
Respecto al pasivo pidió el director vigilar, especialmente en los productos de renta y en los seguros de largo plazo, las pólizas donde se garantiza un tipo de interés determinado: “Garantizar esto en un contexto de tipos excepcionalmente bajos plantea que en productos que son a muy largo plazo o vitalicios se pueda producir una importante tensión cuando suban los tipos y los clientes puedan considerarse insatisfechos con la rentabilidad“. Aseguró que el rescate a valor de mercado “supondrá una reducción importante de su patrimonio“. Animó a los aseguradores a poner solución a estas consecuencias negativas, aunque las consecuencias se vayan a hacer presentes dentro de muchos años. Incidió en la importancia de buscar soluciones alternativas y también en informar -de forma obligatoria a partir de enero con los KID de los Priip´s- para que los asegurados sepan el riesgo que asumen. Se refirió también a los Unit linked, aunque recalcó que este riesgo es evidente por el producto en sí y sus especificaciones. En relación al activo, Álvarez destacó la política de inversión “tradicionalmente prudente y cabe esperar que se mantenga” porque está en la esencia, incluso en decisiones hacia nuevos activos como las inversiones alternativas, deuda privada o en infraestructuras. Dentro del ramo de No Vida concretó su mensaje en Autos y Decesos. Respecto al primero alertó delcambio de marco jurídico del seguro obligatorio de RC y destacó la importancia de trasladar a las víctimas de tráfico la oferta y respuestas motivadas. Indicó que está en marcha una revisión de la directiva del seguro de automóviles que puede introducir nuevos elementos de cobertura y donde la digitalización tendrá uno de los mayores impactos en el seguro. Sobre Decesos reconoció que es un seguro que ha sido capaz de renovarse hacia la prestación de servicios, pero donde todavía queda por desarrollar aspectos relacionados con la contabilización de las provisiones técnicas. Solvencia II, sin complejidades El director de seguros realizó un análisis sobre la adaptación del seguro español a Solvencia II que en poco más de un mes cumplirá su segundo año de vigencia. Destacó que se ha llevado a cabo “sin especiales complejidades” y que el seguro español ha sido capaz de asumir la nueva normativa. Puntualizó que el ratio de cobertura de requerimiento de capital conforme a Solvencia II España se encuentra en el 239% e incluso ascendería hasta el 244% con datos provisionales del primer trimestre de 2017. Mientras tanto, la media de la Unión Europea se encuentra en el 228%, aunque puntualizó que son cifras que hay que tomar con cautela puesto que hay diferentes culturas aseguradoras y diferentes fórmulas como el ajuste por casamiento o por volatilidad. Además, indicó que dentro de las propias empresas hay políticas diferentes, donde en unos países se apuesta por el reparto de dividendos y en otros por el aprovisionamiento de reservas.
Garantizar tipos de interés crea tensión en la rentabilidad esperada por los asegurados
Se refirió también a la concentración del mercado, una de las principales dudas de la aplicación de este nuevo régimen. Aseveró que ha habido “cierto grado de concentración“, aunque diferente según los tipos de entidades: en SA se ha pasado en los últimos 10 años de 206 a 147, aunque muchos casos tienen que ver con concentraciones inducidas por la reducción bancaria o la unificación de filiales. En Mutuas de seguros ha habido una ligera reducción (de 37 a 31), mientras que las Mutualidades de Previsión Social se han quedado igual pasando de 52 a 50. En relación a estas últimas contó que hay una gran variedad de entidades con unas con grandes volúmenes y otras con muy pequeño. Anunció que en la junta consultiva se ha creado una comisión para el análisis del futuro y el régimen jurídico de estas entidades. Para el director de seguros a pesar del elevado número de compañías el mercado español está concentrado de “manera razonable”. Indicó que las 5 primeras compañías de Vida cuentan con más del 50% del negocio y las 5 primeras de No Vida comercializan el 40%. Apuntó que hay un gran número de compañías, de Asistencia Sanitaria y Decesos en su mayoría, que “cumplen bien su función, son solventes y tienen una clientela fiel de ámbito local”. Pilar II y III Se refirió Sergio Álvarez al Pilar II de Solvencia II relacionado con el sistema de gobierno, ORSA y evaluación de los riesgos. Señaló que ha tenido un cumplimiento normal, pero lamentó que todavía no se haya trasladado a la toma de decisiones efectiva: “Se ha cumplido con la formalidad pero no está en los procedimientos de toma de decisiones de las entidades”. Este hecho no es problemático y apuntó que es cuestión de tiempo. En relación a la trasparencia e información del sistema financiero y de solvencia al mercado (Pilar III) indicó que se ha realizado el informe adecuado. Sí anunció que se está preparando una nueva circular de informe de la situación financiera y de solvencia en este caso destinado al supervisor español porque “no le basta que se traslade al mercado y debe de ir acompañada de una revisión adecuada por un especialista en la materia que corrobore la información que se traslada al mercado”. Fuente: Carta del Seguro 21/11/2017

DEJA TU COMENTARIO