Se trata de los derivados OTC (over the counter)

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Banco de España y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) van a crear un grupo de trabajo para establecer criterios comunes de actuación, en sus sectores, sobre el control y supervisión de derivados OTC, productos no regulados hasta ahora y que fueron uno de los principales focos de riesgo en el estadillo de la crisis financiera. Según el plan de actuación de la CNMV para este año, el proyecto comenzará a partir del segundo semestre y fijará la coordinación de información sobre estos productos a ESMA, la autoridad europea de los mercados de valores, según publica el diario Expansión. La iniciativa estará pilotada, con carácter general, por la CNMV, mientras que el Banco de España y la DGSFP centrarán su actividad en este punto en la recogida de información de sus entidades supervisadas y en la posterior trasmisión de estos datos. El proyecto se encuadra en la aplicación de la normativa de la Unión Europea Emir que obliga a los usuarios de derivados (que no forman parte de un mercado regulado, entre ellos los OTC) a registrar todas las operaciones de este tipo que realicen en los denominados ‘almacenes de contratos’. Fuente: BDS 24/03/2014

DEJA TU COMENTARIO