La Sala de lo Civil de la Audiencia Provincial de Madrid ha estimado, con fecha 1 de julio, el recurso de apelación interpuesto por una correduría de seguros, asesorada por el despacho Henche Carreras, contra la sentencia de primera instancia del Juzgado nº 6 de Madrid por la que se desestimaba la demanda de reclamación de comisiones por la mediación de una póliza de seguros. En este caso, el tomador de seguros había comunicado su decisión de cambiar de mediador a 4 días para el vencimiento. La aseguradora entendía que este cambio no podía tener efecto para la anualidad inmediata y que el acreedor de los derechos económicas era el anterior mediador de seguros por no haberse producido los cambios con el tiempo mínimo necesario de dos meses que se establece en el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguro (LCS), que regula la duración y las prórrogas en las pólizas de seguros. La sentencia de la Audiencia, sin embargo, condena a la entidad al pago de las comisiones al nuevo corredor de seguros por considerar que es válido el Código de Usos suscrito en su día entre el Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros y UNESPA, que es de aplicación cuando las partes del litigio han aceptado este código como fuente del derecho para sus relaciones particulares, aceptación que puede ser tanto expresa como tácita. La Sala considera, según se explica desde el despacho, que aunque “el Código de Usos debe ser suscrito por las partes, este es de aplicación cuando además lo asumen tácitamente las partes o, como es en este caso, en el desarrollo de la ‘litis’ tanto la aseguradora como el corredor de seguros han invocado la aplicación de estos usos mercantiles para la solución jurídica de la ‘litis’. Por lo tanto, entiende la Audiencia que debe ser norma a tener en cuenta y aplicable, a diferencia del pronunciamiento que en su momento hicieron otras audiencias provinciales (Cáceres, Asturias y Sevilla), que rechazaron la aplicación del Código de Usos, por no haber sido suscrito entre las partes litigantes. Esta sentencia dispone que “aceptar del mediador que trabajara sin retribución alguna es contrario no solo a la Ley de Mediación de Seguros, en sus artículos 2, 14 y 29 sino que conculca lo dispuesto en los artículos 274 y 279 del Código de Comercio”, disposiciones reguladoras de la remuneración del mediador y de la comisión mercantil y, más concretamente, se vulnera el derecho del comisionista a cobrar los gastos y los derechos económicos de la comisión. Asimismo, considera que el cambio de mediador por parte del tomador de seguros “es inmediato” y que el derecho a las comisiones le corresponde al mediador que realmente ha hecho el trabajo efectivo, sin considerar el momento en que se ha intermediado el contrato de seguros por uno u otro mediador. Además, considera que no es aplicable a este caso el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguros, por el cual los cambios en la póliza de seguros requieren de un preaviso mínimo de 2 meses. De la sentencia son destacables “dos aspectos muy importantes para la correcta ordenación de las relaciones mercantiles entre mediadores y aseguradoras: en primer lugar, la plena validez del Código de Usos, que para algunos profesionales del seguro había quedado en un mero proyecto de “buenas intenciones” ; y en segundo lugar se viene a reconocer el derecho de retribución para el corredor que ha realizado el trabajo “efectivo” durante la vigencia de la póliza, eliminando la posibilidad de generar derechos de otros mediadores “que hubieran intervenido en otros momentos de vigencia de la póliza”. Fuente: BDS 16/07/2014

DEJA TU COMENTARIO