José Boada (PELAYO) coincide en un debate con representantes de la Mediación en incrementar la cooperación para fidelizar al cliente

El presidente de PELAYO, José Boada, se ha mostrado partidario de fortalecer la relación de confianza entre aseguradoras y corredores para que “cada uno se centre en hacer en lo que es mejor y más eficiente” y alcanzar el objetivo de que “el cliente sienta que se le está dando el mejor servicio”. Considera que más allá de los intereses propios que puedan tener unos y otras “lo que hay que tener en cuenta es que el cliente es único y lo que ambos tenemos que intentar es darle el mejor servicio y al mejor precio”. Y, desde esta perspectiva, “hay muchos campos en los que podemos mejorar la eficiencia con lealtad y buena voluntad”. El directivo ha realizado estas declaraciones en un debate en el que ha participado junto al director comercial de la aseguradora, Guillermo Rothe; el subdirector general de Ordenación y Mediación de Seguros de la DGSFP, Raúl Casado; el presidente del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros, José María Campabadal; el presidente de ADECOSE, Martín Navaz; la presidente de E2000 Asociación, Mónica Pons, y el presidente de FECOR, Tomás Rivera. Convocado por la aseguradora y por Servimedia bajo el título ‘Fidelización del cliente a través de una gestión conjunta del corredor y las aseguradoras’, en el debate, explican sus organizadores, “los participantes coincidieron en identificar el intercambio de información sobre los clientes como uno de esos campos de mejora, ya que el interés de las compañías por conocer cada vez mejor al cliente final para ofrecerle el mejor aseguramiento ha abierto también un espacio de incertidumbre en relación a que puedan llegar a hacer un uso comercial de esa información”. Pacto de Confianza Así, el presidente de FECOR, defendió “un Pacto de Confianza entre las asociaciones de corredores y las compañías para fijar un decálogo sobre qué puede hacer cada uno y garantizar que los clientes que hayan sido aportados por corredores sean tratados como tal, clientes de una correduría”. Por su parte, el presidente del Consejo General se ha mostrado partidario de “dar todos los datos a las compañías para que el cliente sea más feliz y que no haya duplicidades”, si bien ha excluido de ese flujo de información la relevante a efectos comerciales. El director comercial de PELAYO ha aclarado que las entidades necesitan la información para “dar el mejor servicio al cliente” pero “en términos de venta la responsabilidad debe ser del corredor”. En la mesa de debate también se trataron aspectos como el reto de fidelizar (“el cliente que asegura su póliza de Salud es más fiel a la correduría, al igual que ocurre con las pensiones y los seguros de Vida Riesgo es un producto que fideliza, que aumenta el tiempo de permanencia del cliente en las corredurías”, ha afirmado Mónica Pons) o el futuro del sector (“El sector asegurador ha superado la crisis con buena nota y ha salido de ella con tres características muy marcadas que van a determinar su futuro: focalización hacia el cliente, atención personalizada y la conciencia de que no es suficiente con prestar un servicio, sino que también hay que atender al cliente”, comentó Raúl Casado). Fuente: BDS 27/01/2016

DEJA TU COMENTARIO