Las aseguradoras “vivimos de las exigencias de nuestros clientes” y son esas exigencias, según la presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, “las que nos hacen evolucionar, crear nuevas ofertas, perfeccionar las existentes, y ser, cada día, más eficientes”. En su intervención ayer en el acto de presentación de ‘Seguros y Pensiones para Todos’, insistió en que las compañías necesitan clientes conocedores y educados financieramente pues precisamente de esa “sapiencia” es de donde sale la innovación en las entidades. “Invertir en el conocimiento del cliente es invertir en nuestro negocio futuro”, remarcó.

González de Frutos insistió en que hoy en día la necesidad de cultura financiera “es todavía más perentoria”. Es muy importante, comentó, que el cliente entienda bien dos cosas más: “la primera, los riesgos a los que está sometida la operación; dos, quién asume esos riesgos”. Planificar el bienestar futuro, recordó, “es una operación expuesta a riesgos” y, por ello, “es fundamental que la persona entienda cuáles son esos riesgos, cuál es su naturaleza, y quién los asume en cada caso”. Todo este proceso explicativo debe ser previo antes de hablar de rentabilidades. En este sentido, la presidenta de UNESPA defendió que el sector público y los operadores privados unan fuerzas y juntos le cuenten al ciudadano que “no hay operación, ni financiera, ni actuarial, ni combinada, que no esté sometida a un riesgo”. “Sería bueno que trabajásemos todos para construir una sociedad de ciudadanos atentos al hecho de que la previsión se instrumente a través del reparto o de la capitalización, es un mecanismo que mitiga los riesgos, pero no los hace desaparecer”. Matizó, eso sí, que aunque hay que estar “atento” al riesgo, no hay que obsesionarse con él, ni “caer en el tremendismo”, “Hay que tener una actitud atenta, en algún modo dedicada, que nos permita adaptarnos a la realidad, sintonizando nuestro ahorro con las ambiciones de bienestar futuro que tenemos”, señaló. Fuente: BDS 05/12/2014

DEJA TU COMENTARIO