El  importante papel que la confianza juega en la relación entre corredores y compañías es uno de los temas que surgieron en el desarrollo de la primera sesión de trabajo del ‘V Congreso de FECOR’, que comenzó ayer en Valladolid y cuya apertura realizaron Carlos Carrasco, presidente de RED MEDIARIA; Tomás Rivera, presidente de la Federación; y Óscar Puente, alcalde de la ciudad anfitriona. Sus palabras de bienvenida dieron paso a una entrevista realizada por Joaquín Tabernero, director general de la correduría FINSA, a Antonio Márques, corredor de seguros EIRL (Setúbal-Portugal). Este explicó cómo los problemas y los retos  de los mediadores en Portugal son muy similares a los de nuestro país. No obstante, actualmente el número de corredores que operan en el país vecino dista mucho de los que están autorizados en España (hay 77 corredores y 23.400 agentes, para una población de 10 millones de habitantes). Este reducido número guarda relación  con las dificultades y condiciones que se les requiere para ejercer la profesión, aunque también han influido las dificultades económicas de los últimos ejercicios que ha conllevado la quiebra de muchos corredores. Estos factores han llevado a en que en este momento ejerzan la mitad que los que estuvieron activos hace tan solo unos años. Los mediadores portugueses cuentan con dos asociaciones, con una representación puramente corporativa, APROS y ANAS que se encuentran en proceso de unión. En el ámbito de remuneración, la comisión media se sitúa en el 12%, porcentaje superior en dos puntos al percibido por los agentes. En cuanto a las tareas administrativas que realizan, se destacó que las compañías han intentado que los corredores asumieran labores relacionadas con los ‘papeleos burocráticos’, pero no lo han conseguido. Eso sí, Márques reconoció que las aseguradoras están “cada vez peor organizadas” y, como corredor, no tiene problema en decir al cliente qué comisión cobra. El discurso oficial de las compañías es que apoyan a los corredores, pero “por detrás no pasa eso, les interesa captar primas”. También afirmó que no les da miedo la competencia bancaria en seguros porque “el cliente ha percibido que el corredor es mejor”. Cliente y protocolo Tomás Rivera explicó tanto las particularidades como por qué FECOR ha elaborado una cartas de condiciones que recogen aspectos importantes en la relación entre aseguradoras y corredor. Se trata, según apuntó, de unificar los criterios e introducir nuevos conceptos que han ido surgiendo con el paso de los años. En la Federación se ha aceptado que el proceso de adhesión a una carta de condiciones sea en bloque, para cada asociación, para evitar que quede al albur. También indicó que existe una gran preocupación por el cliente que aporta el corredor y abogó por protocolizar cómo tratarlos, a lo que añadió que la adhesión al protocolo de las aseguradoras demostraría cuáles son las compañías que apuestan de verdad por el corredor, ya que no todas lo hacen por igual. Sobre este punto, en el transcurso de una mesa redonda que cerró el programa de la mañana, los presidentes de Consejo General, Adecose y E2000 manifestaron públicamente su disposición a apoyar el citado protocolo. Fuente: BDS 18/09/2015

DEJA TU COMENTARIO