“Nuestra intención es que la Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de Aseguradoras se tramite con carácter de urgencia. Es muy difícil hacer cálculos pero esperamos que esté totalmente aprobada antes del próximo verano. No contemplamos otro escenario”. Lo afirma Flavia Rodríguez-Ponga, directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, en entrevista que hoy publica Expansión. Reconoce que la presión del tiempo para cumplir los plazos fijados por Bruselas no sucede solo en España (“hay que tener en cuenta –explica- que todos los países de la UE están en una situación similar a la nuestra en este punto, ya que la tramitación interna de las normas requiere su tiempo”) y además, añade, “hay normativa europea de desarrollo que todavía está pendiente de aprobación”.

“Es conveniente, pero no es estrictamente necesario que se apruebe esta norma para que las aseguradoras puedan preparar las peticiones de autorizaciones ligadas a Solvencia II”, apunta Rodríguez-Ponga. “Las entidades tienen ya información suficiente, a través de las normas europeas, para realizar este trabajo. La trasposición a la legislación española adapta estas directrices a nuestra terminología pero lo sustancial ya se conoce”, explica.

“Con las nuevas reglas del juego se duplicará el capital exigido para el sector” La DGSFP pidió a principios de año a las entidades información sobre su grado de adaptación a Solvencia II. “Con los datos que manejamos, se puede decir que las aseguradoras más grandes tienen un porcentaje de adaptación más alto, que va del 64% al 71%, según se analice uno u otro aspecto de la normativa. Las medianas se colocan entre el 46% y el 68% y las pequeñas entre el 42% y el 64%”, concreta. Señala, asimismo, que “con las nuevas reglas del juego se duplicará el capital exigido para el sector. Pero las aseguradoras tienen un mullido colchón de margen de solvencia que se reducirá, pero seguirá existiendo, de forma que no será necesario captar fondos nuevos”, matiza. Finalmente, sobre la adaptación del propio órgano de control la directiva, “estamos mucho mejor preparados de lo que piensan las entidades”. “Trabajamos desde hace tiempo –comenta- de forma silenciosa y hemos puesto en marcha varios proyectos para gestionar la nueva situación. Hemos creado varios equipos para distribuir el trabajo entre los inspectores. Cada uno tiene un inspector líder que coordina al resto del equipo. Además, hemos creado la Subdirección General de Solvencia”.

Fuente: BDS 23/02/2015

DEJA TU COMENTARIO