El Observatorio de Pensiones CASER llevó a cabo ayer la presentación del libro Lo que el dinero no dice, obra de Manuel Álvarez, director del mismo, junto a otros once autores, que trata de facilitar tanto al ciudadano como a los asesores los conocimientos necesarios para lograr un buen sistema de previsión personal y propone la educación financiera desde la infancia. Según ha constatado el Observatorio, la previsión social privada también requiere de reformas que impulsen el ahorro de los trabajadores, siendo imprescindible para que esta transformación se lleve a cabo incrementar la educación financiera de la sociedad desde la infancia; una reflexión sobre la cual es fruto este libro. Estructurada en seis partes y cuatro guías complementarias, que van desde una visión global inicial a los consejos concretos finales, la obra aborda en una primera parte la preocupación sobre la sostenibilidad del sistema público de pensiones a largo plazo y las consecuencias del envejecimiento de la población, entre otras cuestiones, y resume, en una segunda parte, diferentes situaciones vitales por las que atraviesa una persona y los aspectos financieros y aseguradores implicados. La tercera parte se centra en los consejos y herramientas para crear un patrimonio y defenderlo de las distintas contingencias, y la cuarta profundiza en conceptos como endeudamiento, el ahorro, la inversión o la especulación. En la quinta se plantea por qué la crisis financiera afectó mucho a los bancos y apenas a las compañías aseguradoras, explicando las diferencias entre el sector bancario y el de seguros. Finalmente, en la última parte, se ofrecen consejos básicos de educación financiera. “Es necesario reformar el ahorro familiar en España porque aún estamos a tiempo de alcanzar niveles de protección familiar elevados” Asimismo, las cuatro guías finales del libro se dedican a la inversión socialmente responsable, impuestos, pensiones de la Seguridad Social, y cuál es la cantidad suficiente para alcanzar un patrimonio adecuado. “Los niveles de vida previos a la crisis no se pueden recuperar a corto plazo”, ha indicado Álvarez. Sin embargo, “en el futuro habrá que confiar mucho más en el ahorro privado para la jubilación, en la previsión social complementaria”. Por ello, concluyó: “Es necesario reformar el ahorro familiar en España porque aún estamos a tiempo de alcanzar niveles de protección familiar elevados, de evitar depender, exclusivamente, de lo que la Seguridad Social pueda otorgar y de volver a luchar por ser los que determinemos nuestro propio destino”. Fuente: BDS 08/07/2015

DEJA TU COMENTARIO