El Real de Decreto aprobado por el Consejo de Ministros constituye un paso más en el proceso de privatización de CESCE

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el Real Decreto que desarrolla la Ley sobre cobertura por cuenta del Estado de los riesgos de la internacionalización de la economía española de 22 de abril de 2014. La norma que, como explica el Gobierno, constituye “un paso más en el proceso de privatización de CESCE”, define las operaciones y modalidades objeto de cobertura, los riesgos cubiertos por cuenta del Estado, el mecanismo para el pago de siniestros o la separación entre la cuenta propia y la cuenta del Estado. Con la aprobación de este Real Decreto termina la reforma del marco legal del seguro del Crédito a la Exportación y se adecua el marco normativo al de la mayoría de los países de la OCDE, con el objetivo de “apoyar al máximo el esfuerzo exportador de las empresas españolas”. El Ejecutivo señala que la propiedad del capital de CESCE por parte del Estado ha dejado de tener sentido, toda vez que la actividad principal de la compañía se desenvuelve en el sector privado en un mercado altamente competitivo. “Sin perjuicio de ello, el Real Decreto garantiza el control público del seguro por cuenta del Estado, con independencia de la propiedad de la compañía. En definitiva, se busca compatibilizar una mayor eficiencia con la gestión privada de la cobertura de los riesgos y la futura privatización de CESCE, con la naturaleza oficial del apoyo financiero”, se aclara.

Claves del Real Decreto

Tras la aprobación de este Real Decreto deberá aprobarse también el Convenio de Gestión entre el Estado y CESCE. Sus contenidos más destacados serán: – Modalidades de cobertura: los instrumentos de cobertura de los riesgos derivados de la internacionalización podrán revestir la forma de seguro de Crédito y de Garantía. Hay también un apartado específico para el aseguramiento a favor de entidades financieras. – Riesgos: desarrolla los riesgos cubiertos por cuenta del Estado, que podrán ser de carácter comercial, político, extraordinario, o de cualquier otra naturaleza, siempre que estén previstos en las garantías autorizadas o en las modalidades de póliza de seguro autorizadas o que puedan autorizarse por el ministro de Economía y Competitividad como cobertura de riesgos por cuenta del Estado. – Operaciones: delimita las operaciones de internacionalización objeto de cobertura y detalla las circunstancias especiales en caso de que no concurran los requisitos para definir una operación como estratégica. Entre estas circunstancias especiales recoge el impulso de la marca, la transferencia de tecnología, la contribución del proyecto a la mejora de la productividad de las inversiones en el exterior, la adquisición de créditos de carbono o la fabricación de equipos suministrados por filiales españolas en terceros países. Asimismo establece como circunstancias especiales la vinculación de la operación con contratos de concesión para prestación de servicios que conlleven la inversión de empresas españolas en el exterior y las de las empresas nacionales que provean a las anteriores bienes y servicios, o que sean contratos necesarios y complementarios para realizar las operaciones de internacionalización. – Pago de siniestros: establece el procedimiento para la tramitación y verificación del siniestro, o la fórmula de pago y las indemnizaciones.

Agente gestor

Designación del agente gestor y conflicto de interés: para la selección de este se definen una serie de méritos y se concreta la definición de conflicto de interés, tanto por razones de control como por vinculación significativa. – Separación entre la cuenta propia y la cuenta del Estado en el agente gestor: concreta la separación de actividades establecida en la Ley. Esta separación deberá ser aprobada una vez firmado el Convenio de Gestión, al comienzo de la actividad, por la Secretaría de Estado de Comercio y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. – Retribución del agente gestor: marca un límite máximo del 20% las primas abonadas, netas de anulaciones y externos, por las coberturas contratadas, dividido en dos tramos: un tramo fijo y otro variable. El porcentaje de cada uno de estos se fijará en el Convenio de Gestión, en función de los costes, la eficiencia en la gestión, el cumplimiento de los objetivos y directrices de política comercial y los esfuerzos en modernización de medios y mejora de los recursos destinados a la gestión de la cuenta del Estado, entre otros. No obstante, establece un período transitorio donde la retribución será un 20% fijo desde el momento en que se produzca la pérdida de la mayoría del capital del Estado en CESCE y el fin del año natural en que se produzca dicha pérdida, y durante el siguiente año natural. – Funcionamiento de la Comisión de Riesgos: regula aspectos como suplencia, vicepresidencia, constitución y mayorías o grupos de trabajo. – Tarifas: desarrolla distintos aspectos de las tarifas cargadas por el agente gestor, tanto en su propuesta, como sobre su cuantía. Establece que serán “adecuadas para cubrir los costes de explotación del sistema y potenciales pérdidas a largo plazo, atendiendo a las circunstancias propias de las áreas o mercados exteriores y teniendo en cuenta la calificación crediticia de exportadores e importadores y las garantías que se aporten en la operación”. – Fondo de Reserva de los riesgos de la internacionalización: desarrolla distintos aspectos sobre el régimen presupuestario, económico-financiero, contable y de control de la cobertura de los riesgos de la internacionalización. En cuanto a la gestión del Fondo, recoge la firma de un convenio de gestión entre el Consorcio de Compensación de Seguros y la Secretaría de Estado de Comercio para definir derechos, obligaciones y tareas a desarrollar. Fuente: BDS 09/12/2014

DEJA TU COMENTARIO