Indica que muchas de las compañías tienen una alta y creciente interconexión con el sector financiero, lo que aumenta el riesgo de que se produzca un efecto contagio El informe de ‘Estabilidad Financiera Global Global’ del Fondo Monetario Internacional (FMI) advierte del desafío que la política de bajos tipos de interés impuesta por el Banco Central Europeo (BCE) representa para algunos agentes económicos, especialmente para las aseguradoras. El director del Departamento de Asuntos Monetarios, José Viñals, ha explicado que un periodo prolongado de tipos de interés cercanos a cero podría provocar que una cuarta parte de las aseguradoras no alcanzara los niveles mínimos de capital. “Las compañías de seguros europeas de tamaño mediano que tengan un balance débil podrían afrontar un riesgo creciente de quiebra”, ha señalado. Viñals recuerda que la industria aseguradora europea gestiona una cartera de activos que sobrepasa los 4,4 billones de euros, y que muchas de las compañías tienen una alta y creciente interconexión con el sector financiero, lo que aumenta el riesgo de que se produzca un efecto contagio. “Este es un ejemplo importante de la rotación de los riesgos de los bancos a las entidades no bancarias”, explica. En contraparte, el informe semestral sobre estabilidad financiera también señala que estos bajos tipos de interés benefician a las familias hipotecadas, a las empresas y a las administraciones endeudadas. El informe indica que las aseguradoras de vida europeas, que poseen cerca de 20% de los bonos soberanos de la Unión Europea, cuentan con pocos incentivos para vender estos activos al Banco Central Europeo, en parte debido a la regulación al respecto pero también por sus debilitados balances. El FMI considera que en un entorno de tipos de interés bajos, el modelo de negocio de muchas de estas aseguradoras es insostenible. En general, la disminución de los tipos de interés a largo plazo, las condiciones de una política monetaria más flexible y unos comprimidos spreads en las economías avanzadas son de apoyo de la recuperación económica y tienen efectos favorables sobre la dinámica de la deuda, pero también plantean algunas preocupaciones. Como se discutió en la sección de ‘Riesgos’, las bajas expectativas de inflación, particularmente en la zona euro y Japón, aumenta el riesgo de desacoplamiento de tales expectativas. Los problemas de estabilidad financiera asociados a un prolongado período de bajos tipos de interés podrían permanecen en silencio, particularmente en la zona euro y Japón; aumenta el riesgo de desacoplamiento de tales expectativas, particularmente en las economías avanzadas con modesta holgura. Las compañías de seguros y los fondos de pensiones se enfrentarían a difíciles cambios en este sentido. Y unos términos comprimidos en las primas implican un riesgo potencial o un fuerte aumento de los tipos a largo plazo, con un peso significativo de derrame a los mercados emergentes. Fuente: BDS 16/04/2015

DEJA TU COMENTARIO