Siete de cada diez españoles creen que su generación no tendrá una pensión de jubilación pública. Sin embargo, solamente dos de cada diez afirman estar ahorrando para la jubilación. Estas son algunas de las conclusiones de la segunda edición del estudio ‘Los españoles ante el ahorro y la jubilación’, que elabora el Instituto Aviva, que, en su primera parte, profundiza en las expectativas de los ciudadanos sobre el momento del retiro. En este sentido, el 71% de los españoles cree que su generación no tendrá una pensión pública de jubilación y, en el caso de recibirla, un 84% considera que no será suficiente para cubrir los gastos mínimos y necesarios para sobrevivir. Respecto a la edad de jubilación, un 58% piensa que se retirará a partir de los 67 años, es decir, más allá de la edad legal establecida en la reforma de 2011, e incluso hay un 15% de encuestados que asume que se retirará a partir de los 70. El estudio revela que la jubilación ha pasado a ser este año la principal preocupación económica de los españoles (51%), por delante incluso de la compra de una vivienda (49%). A continuación figuraría el pago de los estudios universitarios (propios o de los hijos) y después aspectos como el nacimiento de los hijos. El segundo bloque del informe constata que cada vez estamos más concienciados en la importancia del ahorro ya que el 96% considera necesario ahorrar de cara a la jubilación. A pesar de ello, solamente un 19% dice estar ahorrando ya para el retiro. Un dato paupérrimo que, sin embargo, es superior en tres décimas al de hace un año. En esta línea, hasta un 46% reconoce arrepentirse de no haber empezado a ahorrar antes para su jubilación. De cara a 2016, un 49% avanza que quiere comenzar con este ahorro finalista o incrementarlo, si su situación económica mejora. Principales diferencias de percepción entre generaciones y por género En términos generales, las personas cercanas a la jubilación (más de 55 años) son más optimistas respecto a su pensión pública, creen que se podrán jubilar antes y tienen menor intención de aumentar el ahorro para su jubilación, en contraposición con los jóvenes que se acaban de incorporar al mercado laboral (18-24 años). En cuestión de género, los hombres son más optimistas que las mujeres sobre la cuantía de su futura pensión y la edad a la que se jubilarán. Según el estudio, las mujeres ahorran menos para su retiro y tienen menos intención de empezar a hacerlo. Fuente: BDS 05/11/2015

DEJA TU COMENTARIO