El eCall es un sistema de alerta y geolocalización que, instalado en el vehículo, conecta automáticamente con el servicio de emergencias 112 en caso de accidente grave. Este proyecto en el que la Unión Europea lleva trabajando largo tiempo por fin verá la luz, gracias a que la Comisión del Mercado Interior del Parlamento Europeo dio ayer el visto bueno al reglamento que exige que turismos y vehículos comerciales ligeros fabricados a partir del 31 de marzo de 2018 lleven ya instalado dicho sistema. En los tres años siguientes, la Comisión Europea evaluará si eCall debería extenderse a otros vehículos, como autobuses, autocares o camiones. El acuerdo ahora debe ser ratificado formalmente por todos los estados miembros de la UE y, finalmente, todo el Parlamento, probablemente en marzo de 2015. El objetivo es reducir las 26.000 víctimas mortales anuales de accidentes de tráfico en toda la Unión Europea. “Hay demasiadas personas que mueren en accidentes en las carreteras europeas. El sistema eCall contribuirá a mejorar la seguridad vial al permitir que los servicios de emergencia para localizar y llegar a las víctimas de accidentes mucho más rápido. Como servicio público, eCall será gratuito para todos los ciudadanos, independientemente de los automóviles que conduzcan y cualquiera que sea su precio de compra. Las nuevas normas garantizarán que eCall solo funciona como dispositivo de seguridad. Será ilegal usarlo para rastrear los movimientos del vehículo o hacer mal uso de los datos de localización, que deben ser enviados solo a los servicios de emergencia “, ha afirmado la ponente checa, Olga Sehnalová, miembro del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo. Los europarlamentarios han fortalecido la cláusula de protección de datos del proyecto de ley para evitar la utilización de los datos de geolocalización para fines diferentes a los de ayuda en caso de accidente. Según el acuerdo pactado, la llamada automática daría a los servicios de emergencia solo unos mínimos datos básicos, como la clase de vehículo, el tipo de combustible utilizado, el momento del accidente y la ubicación exacta. Además, se modificó el proyecto para garantizar que los datos recogidos por los centros de emergencia o de sus socios de servicio sea a terceros sin el consentimiento expreso de la persona interesada.

Los sistemas alternativos

Como algunos fabricantes ya están ofreciendo servicios de este tipo a través de centros privados de llamadas, el acuerdo prevé la coexistencia de ambos sistemas, a condición de que el sistema de contacto con el 112 esté siempre disponible para el conductor. Fuente: BDS 05/12/2014

DEJA TU COMENTARIO