El gobernador del Banco de España, Luis Linde, defendió ayer que la reforma fiscal que prepara el Ejecutivo debe incentivar el ahorro. Durante su intervención en el Foro Cinco, en Madrid, afirmó que, “aunque no soy experto fiscalista”, “mi intuición me lleva a pensar que deberíamos favorecer más el ahorro que el consumo”. “Además, nosotros, como buena parte de Europa, tenemos el problema demográfico del envejecimiento y ahí es fundamental que se estimulen las aportaciones a los planes de pensiones privados”, argumentó.

Según apuntó, una reforma fiscal que estimule el ahorro en la actual coyuntura económica “siempre es buena”, porque genera creación de capital. Por ello, manifestó que en España es “importante” que el sistema fiscal estimule los planes de pensiones privados, sin olvidar que es “fundamental” mantener el sistema público de reparto. El gobernador quiso dejar claro que el sistema público de pensiones es necesario, pero que la “única fórmula” de estimular los planes privados es a través del sistema fiscal. Por otro lado, en cuanto al resto de reformas estructurales, el gobernador dijo que la laboral y la de pensiones “están bien hechas y bien orientadas”. “Nos parece que la reforma laboral ha sido fundamental en el ajuste, pero nada es perfecto y hay cosas que hay que retocar”, aseveró. En este sentido, dijo que la orientación básica de las reformas es la correcta y que “no hay que corregir sino ajustar el tiro”. Para Linde, son dos piezas “fundamentales” para el ajuste de la economía española e insistió en que “es posible que haya que hacer algunos retoques, pero no en las líneas básicas”. Fuente: BDS 13/03/2014

DEJA TU COMENTARIO