El subgobernador apuesta por el modelo twin peaks que supondría el fin de la DGSFP El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, cree que “procede reflexionar sobre cambios adicionales que contribuyan a facilitar la preservación de la estabilidad financiera, proteger adecuadamente a los inversores y a los usuarios de todo tipo de servicios financieros, asegurar el correcto funcionamiento de los mercados y permitir la gestión eficaz de las crisis financieras con el mínimo coste posible para el contribuyente”. Y, “cuando las circunstancias lo permitan”, acometer una “ambiciosa” reforma del modelo institucional de supervisión, hacia un modelo twin peaks, con una autoridad financiera y de solvencia (Banco de España) y otra de vigilancia y supervisión de conducta (CNMV). En su participación en el acto de presentación de la ‘Guía del Sistema Financiero Español’, elaborada por Analistas Financieros Internacionales (AFI) con el patrocinio de Funcas, Restoy ha analizado los cambios del modelo supervisor español. En nuestro país, ha recordado, “en lo que respecta a la organización de las funciones supervisoras tradicionales” permanece “un enfoque sectorial que ha sido abandonado desde hace tiempo por los principales países de nuestro entorno”. La “rareza” del modelo español “Este modelo de supervisión sectorial, que insisto constituye una rareza en el ámbito europeo, no incorpora las lecciones más relevantes de la crisis financiera en cuanto a la forma más adecuada de prevenir posibles conflictos de interés y de asegurar el aprovechamiento de las sinergias existentes entre las distintas funciones de vigilancia. Además, establece regímenes supervisores distintos, que implican esquemas de protección del inversor no homogéneos, sobre la comercialización de productos financieros, atendiendo a una categorización que los clasifica, a veces de modo artificioso, como valor, producto bancario o producto de seguros”, argumenta. En particular, en su discurso se refiere al ámbito de los seguros y las pensiones, “bajo la vigilancia de un organismo con dependencia directa del Gobierno de turno, en contra de lo predicado por los estándares supervisores y las mejores prácticas internacionales”. Asimismo, apunta a la bonanza de modelo twin peaks, predominante en Europa y bien acogido en España, cuya implantación frenó la crisis financiera y bancaria. Un modelo sobre la base de una autoridad financiera (Banco de España) y una agencia de supervisión de conducta (CNMV) que supondría el fin de la DGSFP y que, a su juicio, “tras la culminación del intenso proceso de restructuración y reforma del sistema bancario”, es el momento de volver a recuperar. Acceso al discurso íntegro (pdf) Fuente: BDS 19/01/2015

DEJA TU COMENTARIO