El 90% de los españoles asegura que planificaría mejor su jubilación si recibiera información de forma anticipada por parte del Estado sobre la pensión pública estimada que percibirá en su jubilación. Así lo indica el estudio sobre la jubilación y la importancia de saber, realizado por Inverco. El estudio concluye también que un 95% de los ciudadanos considera que conocer esta información debe ser un derecho y que el Estado debe encargarse de enviar esta documentación a los ciudadanos. Además, un 62% cree que debería realizarse con una periodicidad anual. En 2011 se aprobó una Ley que obliga a la Seguridad Social a informar a cada trabajador anualmente sobre su pensión pública. Según el análisis, el 78% de los encuestados no tiene conocimiento de ello. Este envío no se ha realizado hasta la fecha. La Seguridad Social puso en marcha un simulador web en el que los ciudadanos pueden calcular su futura pensión. Respecto a su utilización por parte de los ciudadanos, sólo el 23% de los encuestados asegura que conoce este simulador, y de ellos, sólo la mitad lo ha utilizado, es decir, poco más de 1 de cada 10 españoles. Del estudio se desprende también que existe gran preocupación entre los españoles por su situación financiera cuando dejen de trabajar. Al 96% le preocupa que el sistema público de pensiones no sea sostenible a largo plazo y al 94% no poder mantener su nivel de vida durante la jubilación. Un 76% cree que la pensión pública que percibirá cuando se retire será peor que la que están recibiendo los jubilados en la actualidad. Además, casi 2 de cada 3 encuestados piensan que su pensión pública será, como máximo, el 75% de sus ingresos durante la jubilación. En cuanto a los hábitos de ahorro, el 76% de los españoles afirma ahorrar, pero sólo un 21% lo hace mensualmente. Frente a estos datos, el 24% de los españoles admite que no ahorra nada. El envío de información al trabajador sobre cuál será su pensión estimada en el momento de su jubilación es una práctica que se lleva a cabo en 10 países europeos: Alemania, Suecia, Austria, Reino Unido, Finlandia, Francia, Italia, Croacia, Irlanda y Portugal. Si bien no todos los países lo hacen de la misma manera. Respecto a la periodicidad de envío, la práctica totalidad lo hace con una frecuencia anual. El proyecto español de 2014, que finalmente no se aprobó, preveía una periodicidad anual. También varía la edad a la que se comienza a recibir esta información. España incluyó en su proyecto un sistema de tramos en el que en 2014 se enviaría esta información a los mayores de 50 años, en 2015 a los mayores de 40 y en 2016 a todos los ciudadanos con 5 años cotizados.
Fuente: Carta del Seguro 01/12/2017

DEJA TU COMENTARIO