La Operación ‘Fénix’ impulsada por la Guardia Civil ha concluido con la detención de catorce personas, y ha imputado a otra, como presuntas autoras de un delito de estafa múltiple a aseguradoras. La estafa asciende a más de 100.000 euros. El Equipo de Policía Judicial y el Equipo de Apoyo a la Investigación de la Guardia Civil de Casetas comenzó la investigación el pasado mes de enero, a raíz de la información obtenida durante otra investigación sobre la posible implicación de uno de los sospechosos en la simulación de un accidente para obtener la correspondiente indemnización. Desde entonces se han realizado numerosas gestiones que han permitido determinar la supuesta implicación de otras personas en estos hechos delictivos, cuyo ‘modus operandi’ era simular accidentes de tráfico, bien mediante salidas de vía, colisión con objetos y otros vehículos de los ahora detenidos, con la finalidad de cobrar la correspondiente indemnización. Los siniestros siempre se producían en vías secundarias de escaso tránsito. Según publica Europa Press, tras provocar el accidente se falseaba el parte amistoso, e incluso se aparentaba haber sufrido lesiones de espalda y columna para ser atendidos por los servicios sanitarios, alargando las convalecencias y rehabilitaciones para cobrar la máxima cantidad posible. Los vehículos accidentados, si no se declaraban siniestro total, eran reparados y puestos a la venta con posterioridad por los detenidos, dándose la circunstancia que en algunos casos se vendían entre ellos mismos. La investigación ha permitido esclarecer cuatro estafas a compañías aseguradoras por falsos accidentes de tráfico ocurridos entre 2012 y 2013; una falsa denuncia por un delito de robo con fuerza en las cosas de piezas de un turismo; cuatro siniestros simulados por la fractura de lunas y techos solares de vehículos y un falso robo de piezas de vehículos. Fuente: BDS 06/06/2014

DEJA TU COMENTARIO