Los jubilados del Siglo XXI ya no son aquellos “que se dedicaban a ver obras y dar de comer a las palomas”, o al menos eso es lo que se desprende del Barómetro VidaCaixa: ‘Retrato de un jubilado en España’, donde se presenta a los nuevos jubilados españoles como personas tecnológicamente preparadas, socialmente conectadas, activas, con buena salud y que se sienten jóvenes.

“Los jubilados españoles han evolucionado mucho”, ha dicho Tomás Muniesa, consejero delegado de VidaCaixa, durante la presentación a la prensa del barómetro “y este estudio demuestra que el jubilado hoy es un activo para la sociedad”. El informe se ha realizado mediante 1.182 encuestas realizadas a individuos de entre 65 y 77 años residentes en España en septiembre de 2017 y revela, entre otras cosas, que el jubilado medio español tiene alrededor de 62,5 años y que además de ser una persona activa y tecnológicamente “al día”, ha planificado correctamente su situación financiera “como para no preocuparse por el dinero”, señalan desde VidaCaixa. Además, se encuentra en buen estado de salud para disfrutar del tiempo libre y de sus aficiones. Son, explica Muniesa, “una generación preparada y previsora”, nacidos aproximadamente en los años 40 y que “han sido protagonistas de los años de la recuperación de este país, han sido los constructores del país y por tanto es una generación que ha vivido la cultura del esfuerzo y que han pensado en el largo plazo durante toda su vida”, ha añadido el consejero delegado. Además, se preocupan especialmente por las generaciones posteriores, como lo demuestra su especial inquietud por ocupar su nuevo tiempo libre en acciones de voluntariado. Rompiendo estereotipos La mayoría de las conclusiones del informe rompen con muchos de los estereotipos establecidos en torno a nuestros mayores. El 50% de los trabajadores se jubila antes de llegar a los 65 años. La decisión de acceder a la jubilación se toma mayoritariamente en el momento en que los ahorros y la pensión correspondiente son suficientes para mantener la calidad de vida esperada. Son pocos los que retrasan su jubilación más allá de lo establecido por la normativa y la mayoría desconoce que existen bonificacionespara quienes decidan ampliar su vida laboral. Además, un 73% reconoce que sabía exactamente lo que cobraría al jubilarse, aunque matizan que lo han sabido demasiado tarde. En lo estrictamente económico, un 40% de los encuestados declara que no les preocupa el dinero porque tienen ahorrado lo suficiente; un 39% recibe otros ingresos más allá de la pensión pública (rendimientos mobiliarios o inmobiliarios) y un 12% cobra más de una pensión. Según VidaCaixa la media de ingresos por hogar se sitúa en los 1.758 euros, de los que el 25% tiene una renta media mensual de entre 1.000 y 1.500 euros; un 42% de entre 1.500 y 3.000 euros. Menos de 1.000 euros los cobrarían un 18% de los encuestados mientras que el restante 10% superaría los 3.000 euros mensuales. Quienes reciben ingresos fuera de la pensión pública –el 39%- el ingreso por excelencia son los Planes de Pensiones privados o de empresa -modalidad que sólo la disfruta el 5%- y que en el momento de jubilarse más de la mitad deciden cobrar en forma de renta periódica. Fascinados por la tecnología El jubilado del Siglo XXI se siente especialmente atraído por la tecnología. Enric Fernández, director corporativo de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, desveló que durante la preparación del trabajo descubrieron que 3 de cada 4 jubilados tiene PC o smartphone y que el 70% utiliza el whatsapppara comunicarse. De las redes sociales, su favorita es Facebook, utilizada por el 45% de los encuestados. Comenzar a ahorrar cuanto antes Los jubilados españoles se sienten “libres” en este momento de su vida y relativamente felices, eso sí, siempre que la salud acompañe, ya que es lo que más valoran para poder disfrutar de esta época dorada. Confiesan en un 65% haberse adaptado sin problemas a la nueva etapa. Entre sus aficiones destaca el deporte y pasar tiempo con la familia, además de continuar formándose y realizar tareas de voluntariado. A los jóvenes les aconsejan que hay que cuidarse para disfrutar de la vida. En términos económicos señalan que es básico calcular bien la pensión que tendrán en el futuro y sobre todo comenzar a ahorrar cuanto antes. “Los jóvenes no tienen ni idea de cuál será su pensión pública”, señaló Tomás Muniesa. Así pues, deben preocuparse por tener toda la información para poder planear bien su futuro. A pesar de que el Estado no está dando toda la información que debía y el simulador de la web de la Seguridad Social es más que cuestionable, tienen que solicitar información por otras vías porque es crucial para tener una economía saneada en el futuro. Fuente: Carta del Seguro 30/11/2017

DEJA TU COMENTARIO