Superar la velocidad, usar el móvil y no abrocharse el cinturón de seguridad, las normas más infringidas por los padres delante de los hijos

Predicar con el ejemplo es la clave para que los más jóvenes sean peatones seguros y conductores responsables. Es la principal conclusión a la que ha llegado el ‘I Barómetro sobre la Educación Vial en España’, que refleja que la familia es el lugar donde los niños deben aprender y reforzar conductas relacionadas con la seguridad vial. Así lo creen más de la mitad de los 526 profesores y 206 padres que han participado en una encuesta, realizada el pasado mes de octubre por Fundación MAPFRE, que analiza dos de los colectivos más implicados en la formación vial: profesores y familias con hijos en edad escolar. Ambos grupos coinciden, de forma mayoritaria, en su valoración positiva de la educación vial que se imparte actualmente en los centros educativos, aunque el barómetro también apunta que sigue siendo necesario mejorarla, especialmente en aquellos centros en los que apenas se llevan a cabo actividades específicas en esta materia. El informe pone de manifiesto, además, el gran consenso que existe también entre docentes y padres para incluir en el currículo escolar “una asignatura específica sobre educación vial”. Un 58% de los docentes y un 63,1% de los padres está a favor de poner en marcha esta iniciativa, que el pasado mes de mayo aprobó el Congreso de los Diputados y que insta al Gobierno a incluir la educación vial en los ciclos de Primaria y Secundaria. En lo que se refiere al cumplimiento de la normas, la gran mayoría de los padres confiesa actuar prudentemente al volante (lo cual no significa que lo haga), independientemente de la presencia de sus hijos en el vehículo. Según el barómetro, un 65% dice respetarlas “siempre”; un 37,9%, “más en presencia de sus hijos” y un 1%, “solo en viajes largos”. Las que más se infringen (o, para ser más exactos, las que más reconocen los encuestados que ellos incumplen, lo cual no significa que se ajuste a la realidad) son aquellas que tienen que ver con el exceso de velocidad (36,4%), seguida del uso del teléfono móvil, el cinturón de seguridad y las actitudes agresivas al volante. El informe completo se puede descargar desde www.fundacionmapfre.org Fuente: BDS 26/11/2015

DEJA TU COMENTARIO