Pese la vulnerabilidad a la que se enfrentan los autónomos de cara a su jubilación, el informe presentado ayer por VIDACAIXA destaca que el 43,3% de los trabajadores por cuenta propia no utiliza ningún instrumento de ahorro o de previsión para complementar su futura pensión pública. Ente los que sí lo hacen, aproximadamente la mitad (52,6%) la complementan con productos financieros de ahorro o inversión; el 27,5%, con inmuebles; y el 19,9% restante, con ambos tipos de instrumentos. El plan de pensiones es el producto mayormente utilizado (70%). El estudio advierte de que los que tienen productos financieros para complementar la pensión lo hacen mayoritariamente sin ninguna planificación, ahorrando cuando pueden, y con el objetivo de tener algo adicional cuando se jubilen. Únicamente un 44% de los que ahorran tiene un plan concreto de acuerdo con su edad prevista de jubilación. En palabras de Tomas Muniesa, vicepresidente ejecutivo-consejero delegado de la aseguradora, hay que replantearse en general las estrategias de inversión y, en materia de fiscalidad, que esta reconozca la heterogeneidad propia del colectivo de autónomos y no se dé un “café para todos”. La importancia de la previsión El informe también alerta de la importancia de que los trabajadores por cuenta propia revisen sus pólizas de seguros en general e integren en sus costes corrientes las coberturas por los riesgos que asumen, así como la previsión y el ahorro para la jubilación. En este sentido, el 31% de los trabajadores autónomos no cuenta con ninguna cobertura adicional de jubilación, fallecimiento, incapacidad temporal o invalidez. “La protección de la jubilación es uno de los elementos clave en la comprensión del mapa de riesgos, porque afecta a la seguridad de ingresos futuros”, concluye el informe. Fuente: BDS 24/06/2015

DEJA TU COMENTARIO