La evolución y la relevancia social que el seguro de Salud ha ido adquiriendo en las últimas décadas están poniendo de manifiesto la necesidad de analizar y afrontar algunos de los problemas que, en este ramo, están detectando los corredores de seguros.  Este fue uno de los temas tratados en la XII Edición del ‘Foro ADECOSE. Gestión de Corredurías’, que se celebró ayer Madrid; evento que Martín Navaz, presidente de la asociación, en sus palabras de bienvenida, definió como “una jornada útil, práctica y que, a través de los temas que se eligen,  facilita el conocimiento de cuestiones clave para todos los asociados”. La primera intervención corrió a cargo de Borja López-Chicheri, director gerente de la asociación organizadora, cuyo contenido se centró en una exposición sobre algunos de los temas en los que actualmente trabaja la asociación. Así informó del viaje a Bruselas, la semana pasada, aludiendo a la IDD (Directiva de Distribución de Seguros, no ya de Mediación), para indicar que “el gobierno de los 18 está consensuando el documento definitivo”, por lo que la Directiva se haya en su “recta final”, subrayando que la línea seguida por la actual Presidencia italiana es “más acorde con nuestras propuestas”; entre ellas, por ejemplo, se encuentra la de “separar Vida de No Vida”. Durante el viaje también mantuvieron entrevistas con dos europarlamentarios, a los que transmitieron la postura de la asociación. No faltó la referencia a los trabajos que se están realizando, entre otros, en el ámbito de la Directiva Hipotecaria, el Blanqueo de Capitales o el Reglamento de Protección de Datos, con el fin de exponer y defender sus criterios.

Salud: el conflicto está en la decisión unilateral

El encuentro sirvió para dar a conocer oficialmente las conclusiones del Grupo de Trabajo de Salud que creó la asociación con el fin de analizar y proponer alternativas a las incidencias que los corredores están detectando en ese ramo. Para ello, se ha contado con la colaboración de Fernando Blanco, socio de Blanco & Asociados Abogados, que  ha elaborado un estudio jurídico.  No obstante, Navaz incidió en que el objetivo de este trabajo no es criticar y sí aportar un grano de arena para encontrar soluciones entre todos. En su intervención, Blanco matizó que una de las cuestiones centrales es homogeneizar qué se entiende por agravación del riesgo y qué criterios se siguen en la renovación de la póliza. El estudio, dijo,  también analiza el incremento de prima y los marcos en los que se prorrogan o no los contratos. Asimismo, informó que para argumentar los diferentes supuestos en los que las corredurías miembros de ADECOSE encontraban incidencias se ha analizado el ordenamiento jurídico, sentencias del Tribunal Supremo y resoluciones de audiencias provinciales. Tras un estudio en profundidad se concluye, según expuso Blanco, que para definir qué se entiende por agravamiento de riesgo hay que partir de tres elementos: el riesgo, el  siniestro y las  prestaciones; distinguirlas cada una de ellas se considera un punto de partida ineludible para determinar si hay agravamiento de riesgo. Sobre el problema que ocasionan las prórrogas o no prórrogas cuando se modifica el condicionado y  la prima, apuntó que no hay incidencias si los cambios están contractualmente previstos, el conflicto se produce cuando hay una decisión unilateral; “si la modificación no está recogida en el contrato hay que notificarlo con al menos dos meses de antelación y si esta se sustenta en una agravación del riesgo hay que ver cuál es el motivo”. En este sentido subrayó la importancia de no olvidar que “la prima se obtiene colectivamente” y, de no ser así, en vez de aseguramiento se estaría hablando de “prestación de servicio”. “La prima de riesgo tiene que tener un aspecto colectivo”, insistió. El estudio también analiza la negativa de prórroga por enfermedad crónica o enfermedades sucesivas, y se cuestiona si este es un derecho o abuso de derecho. En este sentido, mencionó una sentencia de la Audiencia de Barcelona, de  marzo de 2010, que considera la negativa un abuso, pero indicó que falta una resolución a nivel global. No obstante, su mantiene que para este tipo de supuestos “la suficiencia de la prima, en base a una serie de elementos, tenía que estar contemplada”. Además, en su opinión otro supuesto como es el segmento de edad “no debe considerarse como un agravamiento, salvo que en la declaración se haya mentido. El resto no sería admisible”. Ante estas y otras cuestiones, Navaz afirmó que “el seguro de Salud, no es un lío, funciona y funciona muy bien”, pero hay que seguir trabajando para evitar las incidencias que se puedan producir en las renovaciones y para contar con un marco legislativo que contemple y regule los derechos de los asegurados, sin olvidar que hay que establecer los criterios necesarios para que el ramo tenga solvencia técnica.

Internalización de los clientes

Otro de los temas debatidos en el foro fue las aportaciones que las aseguradoras pueden realizar cuando los clientes de los corredores optan por la internacionalización de sus negocios, hecho que en los últimos años ha adquirido mayor frecuencia. En este punto, Martín Navaz recordó que desde la asociación se puede poner en contacto con corredores locales para facilitar los procesos. En el debate intervinieron: Agustín Martín, CEO de ALLIANZ GLOBAL CORPORATE & SPECIALTY; Carlos Gómez, CEO de GENERALI GLOBAL CORPORATE & COMMERCIAL SPAIN; Alfredo Arán, CEO de MAPFRE GLOBAL RISKS; y Gianluca Piscopo, CEO de ZURICH GLOBAL. Todos estuvieron de acuerdo en que establecer un programa internacional es un tema complicado, con un coste , que  requiere de expertos, pero ofrece mayor seguridad que otros posibles planteamientos como, por ejemplo, la Libre Prestación de Servicios. Sobre esta alternativa, se aconsejó tener precaución en su utilización, pues existen limitaciones. Por todo ello, se insistió en que para dar un buen servicio es mejor tener un programa que contemple todos los aspectos legales y fiscales a nivel local, aunque el coste sea más elevado. Fuente: BDS 15/10/2014

DEJA TU COMENTARIO