El juez se basa en el baremo de Autos como “criterio orientativo”, pero aumenta la indemnización al entender que los accidentes aéreos tienen “diferencias significativas” Un juzgado mercantil de Barcelona ha fijado en 168.990 euros, más una cantidad igual en intereses, la indemnización para los familiares de un joven que falleció en el accidente del avión de Spanair ocurrido en agosto de 2008 en el aeropuerto madrileño de Barajas. La sentencia, según el abogado de los demandantes Fran Vasques, es la primera por la vía mercantil que obliga a indemnizar a las víctimas del accidente aéreo y establece como cantidad a pagar más del doble de lo que la aseguradora ofrecía a los familiares del fallecido para que desistieran de acudir a los tribunales. Para fijar esas cantidades, el juez ha tenido en cuenta el baremo de víctimas de accidentes de tráfico, pero solo como “criterio orientativo”, y las ha aumentado al entender que los accidentes aéreos tienen “diferencias significativas”, dado que el éxito del avión radica en ser “cómodo, rápido, seguro y de muy baja siniestralidad”. El juez utiliza el baremo como método orientativo y reprocha al legislador que “no haya optado por crear una normativa que sirva de guía para cuantificar los daños en los accidentes aeronáuticos. La familia del fallecido reclamaba 2,7 millones de euros.  El magistrado eleva en un 50% la indemnización del baremo, frente al 20% como sugería la aseguradora, al considerar acreditada la conducta “gravemente negligente de la tripulación”. En este punto, indica que el comandante y el copiloto “no configuraron adecuadamente el avión para el despegue y hasta en cuatro ocasiones no utilizaron de forma correcta las listas de comprobación que hubieran permitido advertir la incorrecta posición de los flaps y los slats”. Fuentes de la aseguradora han explica a El País que el juez les ha dado la razón porque la empresa también había tomado en cuenta el baremo de tráfico “como orientación” y le había sumado el 20%. Los abogados ahora estudian el pago de los intereses que ha establecido el magistrado. Su última oferta fue de 150.000 euros, “casi el mismo monto que ha fijado el juez”. Fuente: BDS 09/02/2015

DEJA TU COMENTARIO