Preguntas más frecuentes sobre seguros de decesos

 

¿Qué es un seguro de decesos?

Un seguro de decesos es una póliza que cubre los gastos derivados del entierro del asegurado, sí como todos los trámites y gestiones que hay que realizar en el momento del fallecimiento.

¿Para qué contratar un seguro de decesos?

Contratar un seguro de decesos permite prevenir las consecuencias económicas derivadas del propio fallecimiento para que los familiares no tengan que asumir dichos gastos funerarios y para facilitarles los trámites derivados del mismo.

¿Qué ventajas adicionales tienen los seguros de decesos?

Los seguros de decesos pueden ofrecer coberturas adicionales que atienden circunstancias derivadas del fallecimiento como por ejemplo el traslado del cadáver si el asegurado fallece fuera de la localidad donde desea que se realice el sepelio o la terminación de la vida digital del difunto, entre otras, pero también incluye otras coberturas que pueden disfrutarse en vida tales como la realización del testamento online, asistencia en viaje, cobertura dental o segunda opinión médica internacional entre otras.

¿Quién puede contratar un seguro de decesos?

Cualquier persona mayor de edad puede contratar un seguro de decesos e incluir en la póliza a quien desee, tenga la edad que tenga, incluso las personas mayores. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todas las personas pagarán lo mismo, en función de su edad y riesgo.

¿Qué modalidad de seguros de decesos es más recomendable?

Existen diversos tipos de seguros de decesos. La elección del tipo de seguro más recomendable depende, sobre todo, de la edad y circunstancias del asegurado.

El más popular es el seguro de prima nivelada, en el que el que la prima se mantiene estable en el tiempo. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo puede variar, por ejemplo, por incremento del capital asegurado, que hay que actualizar de vez en cuando para que no se quede desfasado.

Otros tipos de seguros de decesos son:

  • Prima natural: Es una prima anual renovable que va aumentando con el tiempo, ya que se tienen en cuenta los factores de riesgo y coste para ese año. A medida que pasa el tiempo, el riesgo aumenta y los costes también.
  • Prima mixta: Es una combinación entre la prima nivelada y la prima natural, de modo que durante los primeros años la prima tiene varias subidas hasta que el asegurado cumple una edad determinada (aproximadamente los 70 años). A partir de entonces, la prima de estabiliza y las subidas son mínimas.
  • Prima seminatural: Es similar a la mixta. La diferencia es la aplicación de actualizaciones en el periodo en el que funciona como natural, de modo que  a edades tempranas la prima es reducida y va aumentando con la edad hasta llegar a la estipulada por la propia compañía a partir de la cual la prima se nivela y se vuelve constante.
  • Prima única: Se paga de una sola vez. Está pensada sobre todo para personas de edad avanzada, para las que las aseguradoras no suelen contemplar otros tipos de seguros debido a su alto riesgo.

¿Se puede elegir entre inhumación o incineración?

El capital asegurado contempla las dos opciones llegado el momento. Algunos solo incluyen nicho temporal, mientras que otras lo incluyen a perpetuidad. También pueden encontrarse seguros que incluyen la lápida. En el momento de la contratación se puede elegir la modalidad que se desee, pero no es necesario. En cualquier caso, los  beneficiarios podrán elegir los distintos componentes de servicio, con cargo y con el límite máximo del capital asegurado.

¿Qué sucede si el asegurado posee un nicho o sepultura?

Si el fallecido posee un nicho o sepultura o sus restos van a ser depositados en una sepultura familiar el capital correspondiente a esa cobertura se podrá emplear en otros servicios del sepelio. Si no, los beneficiarios del seguro podrán reclamar la cantidad asegurada, la cual le será devuelta.

¿Se puede cancelar un seguro de decesos y recuperar parte de la prima pagada?

Los seguros de decesos se pueden cancelar, como cualquier otro seguro. Sin embargo, el asegurado no tendrá derecho a devolución alguna, puesto que durante el tiempo que la póliza estuvo en vigor ha estado asegurado. El seguro de decesos no es un seguro de ahorro, sino un seguro de único siniestro (la muerte), y te cubre igual tanto si lo llevas pagando 30 años como si lo contrataste unos días antes.

Sin embargo, en algunos casos las aseguradoras ofrecen la llamada cobertura finalista, que será disfrutada por los beneficiarios de la póliza.

¿Se puede cambiar el seguro de decesos con otra compañía?

Puedes cambiar de compañía siempre que quieras. Si tienes un seguro  de decesos en modalidad de prima natural, apenas notarás el cambio, puesto que la póliza se calcula año a año. Si tienes contratado un seguro de decesos a prima nivelada y quieres cambiar de seguro te encontrarás que pagarás más. Con la modalidad mixta, el precio que encontrarás al cambiar de compañía variará en función de qué edad tengas cuando hagas el cambio.

¿Se puede rehabilitar un seguro de decesos cancelado?

Consulta las condiciones de tu seguro. Según la legislación actual, en España las aseguradoras deben indicar en el contrato la “existencia, o no, del derecho de rehabilitación de la póliza y normas por las que se rige, en su caso”. En el caso de que sí se pueda rehabilitar la póliza, el plazo para hacerlo suele ser de entre 3 y 12 meses, en función del tipo de seguro y las condiciones de cada aseguradora.

 

Si quieres saber más sobre este el seguro de decesos te invitamos a descubrir nuestro blog de seguros pinchando aquí