Guía de Seguros de Decesos

Iníciate en los seguro de decesos con nuestra Guía para principiantes. Después de leerla tendrás conocimientos y criterios suficientes para comparar y encontrar las coberturas más adecuadas a tu situación e intereses personales.

El objetivo principal de los seguros de decesos es cubrir los gastos asociados al fallecimiento. Pero este tipo de seguros tiene otras coberturas básicas que incluyen, por ejemplo, la tramitación de las gestiones administrativas, además de otras coberturas adicionales que pueden resultar muy interesantes.

Ventajas de contratar un seguro de decesos

Con un seguro de decesos, el aseguro evita a su familia, además de los gastos asociados al sepelio, la realización de una gran cantidad de gestiones administrativas que suelen ser muy duras en esos momentos. Estas gestiones incluyen, además de los relativos al entierro, otros relacionados con el trámite de pensiones, baja en la seguridad social, asuntos relacionados con herencias, etc.

Además, estos seguros suelen ofrecer otra serie de coberturas relacionadas con la asistencia en viaje, repatriación, asistencia jurídica, orientación legal, etc. Estas coberturas dependen de cada producto y deben ser analizadas de manera individual.

¿Cuánto cuesta un seguro de decesos?

El precio del seguro de decesos varía en función de las coberturas y el tipo de modalidad que se contrate. Las modalidades existentes son las siguientes.

#1 – Nivelada

La modalidad de prima nivelada mantiene constante la prima a lo largo de toda la vida del asegurado, que permanece constante, salvo por pequeños incrementos relacionados, con el aumento del capital asegurado o las tasas. Esta modalidad al principio es la más cara, pero a partir de la edad de jubilación resulta más económica que  las otras modalidades, ya que se calcula respetando la edad de contratación con la compañía.

#2 – Natural

La prima natural es una prima anual renovable en la que el importe de la prima va aumentando con el tiempo y los costes del servicio prestado, que se encarecen. Esto se debe a que se tienen en cuenta los factores de riesgo y coste para ese año ya que, a medida que pasa el tiempo, el riesgo y los costes aumentan.

Con esta prima pagas según el riesgo real debido a la edad edad, por lo que, cuando eres joven, pagas muy poco, y no se empieza a notar un incremento importante hasta aproximadamente los 60 años. Sin embargo, a partir de este momento, la prima sube considerablemente, aunque a partir de los 65-70 años las tarifas naturales se suelen equiparar a las niveladas.

Esta modalidad no tiene en cuenta la antigüedad en la compañía, por lo que el asegurado tiene total libertad para cambiar de aseguradora sin perder nada.

#3 – Mixta

Este tipo de prima es una combinación entre la prima nivelada y la prima natural, de modo que durante los primeros años la prima tiene varias subidas hasta que el asegurado cumple una edad determinada (aproximadamente los 70 años). A partir de entonces,  la prima de estabiliza y las subidas son mínimas.

#4 – Seminatural

La modalidad seminatural es similar a la mixta. También es una combinación entre la modalidad de contratación natural y la nivelada. La diferencia es la aplicación de actualizaciones en el periodo en el que funciona como natural.

Así, a edades tempranas, la prima es reducida y va aumentando con la edad hasta llegar a la estipulada por la propia compañía a partir de la cual la prima se nivela y se vuelve constante. Así, en la primera parte del contrato,  equivaldría a la modalidad natural.

#5 – Prima única

La prima única es una modalidad de contratación que consiste en obtener la cobertura del seguro de decesos de por vida con un pago único . Está especialmente dirigida a los mayores de 65 o 70 años, para quienes no suele ser posible contratar otro tipo de seguro de decesos debido a su edad y, por lo tanto, riesgo.

Para saber cuánto te costaría un seguro de decesos, visita nuestro comparador de seguros para comprobarlo.

¿Los seguros de decesos tienen límites de cobertura?

Sí. Los seguros de decesos tienen como límite el capital asegurado o garantizado en la póliza. Por eso es importante que lo revises, especialmente si llevas muchos años con el mismo seguro o si te has mudado a una zona en la que los gastos del sepelio son más caros.

¿Se puede cancelar el seguro de decesos?

Sí. Como cualquier otro seguro, el seguro de decesos se pueden cancelar. En este caso, lo normal es que el asegurado no tenga derecho a devolución alguna. Sin embargo, en algunos casos las aseguradoras ofrecen la llamada cobertura finalista. Esta cobertura reconoce el derecho de los beneficiarios de recibir una parte del importe asegurado una vez que el asegurado haya fallecido. Esta cobertura la incluyen algunas aseguradoras en algunos de sus productos, y es un punto importante que deberías revisar en la póliza antes de contratar un seguro de este tipo.

¿Se puede cambiar el seguro de decesos con otra compañía?

Puedes cambiar de compañía cuando quieras. Sin embargo, dependiendo de qué tipo de modalidad de seguro elijas, puede que no te compense.

Si tienes un seguros de decesos en modalidad de prima natural, apenas notarás el cambio, puesto que la póliza se calcula año a año, según aumenta tu edad y riesgo.

Si tienes contratado un seguro de decesos a prima nivelada y quieres cambiar de seguro sí que notarás la diferencia, ya que, cuanto mayor seas, mayor es el riesgo. Como esta modalidad nivela en función de la edad en el momento de contratación, al hacer una nueva póliza de este tipo, encontrarás que pagarás más. En cualquier caso, tendrás que consultar las condiciones de la póliza que cancelas para ver si puedes recuperar (tú o los beneficiarios) parte del dinero.

Con la modalidad mixta o seminatural, el precio que encontrarás al cambiar de compañía variará en función de qué edad tengas cuando hagas el cambio, aunque no notarás el cambio tanto como si el tipo de modalidad contratada es la prima nivelada

¿Se puede rehabilitar un seguro de decesos tras su cancelación?

Si se da el caso de que has cancelado un seguro de decesos voluntariamente, o este se ha cancelado por falta de pago, y deseas rehabilitarlo, tendrás que consultar las condiciones particulares de tu póliza. Según la legislación actual, en España las aseguradoras deben indicar en el contrato la “existencia, o no, del derecho de rehabilitación de la póliza y normas por las que se rige, en su caso”. En el caso de que sí se pueda rehabilitar la póliza, el plazo para hacerlo suele ser de entre 3 y 12 meses, en función del tipo de seguro y las condiciones de cada aseguradora.

¿Hasta qué edad se puede contratar un seguro de decesos?

Se puede contratar un seguro de decesos a cualquier edad. Sin embargo, a partir de los 70 años solo podrás contratar un seguro de decesos a prima única, el cual puede salir muy caro. Por eso, es recomendable contratarlo cuanto antes.